×
A
A
A
Ajustes

Expertos advierten de que Occidente no satisface la mayoría de las necesidades relacionadas con el cambio climático

Bakú, 11 de diciembre, AZERTAC

A medida que se acerca el final de la cumbre de la ONU sobre el clima en Dubái, las delegaciones de los países intentan perfilar el texto final del evento, con todas las miradas puestas en si exigirá medidas sólidas para acelerar la lucha contra el cambio climático o se quedará corto con respecto a las expectativas, informa AZERTAC según la Agencia Anadolu.
Durante la conferencia COP28, que se prolongará hasta el martes en la Expo City del emirato, se insta a los responsables de la toma de decisiones -especialmente a los que representan a las naciones occidentales más industrializadas y emisoras- a encabezar la transición verde, desde el despliegue de energías limpias hasta la ayuda a los países en desarrollo para que progresen con financiación y otros medios de apoyo.
Pero Kathleen Miller, investigadora asociada jubilada del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR) de Estados Unidos, financiado con fondos federales, y Andrew Ciacci, experto en cambio climático del grupo de reflexión internacional Crisis Group, pintaron un panorama sombrío de los esfuerzos procedentes de Occidente a medida que se agrava la crisis climática.
"Sólo puedo decir que la comunidad mundial, y en especial los países con mayores emisiones, han tardado mucho en tomar medidas eficaces para mitigar el cambio climático o en planificar seriamente cómo hacer frente a sus efectos", declaró Miller en una entrevista con Anadolu.
"Nuestra comprensión de la gravedad de las amenazas está aumentando rápidamente", dijo, y añadió que ahora es "más ampliamente compartida por las personas que probablemente se verán más directamente afectadas".
"Pero eso aún no se ha traducido en un programa mundial suficientemente sólido y coordinado para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero", advirtió Miller, que expresó sus dudas de que la COP28 arroje algún "progreso suficiente".
Ciacci ofreció un panorama igualmente sombrío sobre la lucha contra el cambio climático, con la excepción de la transición a las energías renovables.
"Soy optimista en cuanto a las energías renovables y pesimista en todo lo demás", afirmó, señalando los avances de los últimos años. Pero esto, según él, no será suficiente para mantener la temperatura global en niveles seguros.
Sobre el objetivo de limitar el calentamiento a 1,5C, señaló que "es difícil ser positivo cuando las emisiones no cesan".
Ciacci arremetió contra Estados Unidos por su escaso compromiso con el Fondo de la ONU para pérdidas y daños, creado para financiar a los países más afectados por los efectos catastróficos del cambio climático.
"Estados Unidos, el mayor emisor histórico, sólo donó 24,5 millones de dólares, una miseria comparado con lo que se necesita", dijo, y añadió que Washington tenía la "responsabilidad" de comprometerse a donar mucho más.
"Tenemos un gobierno dividido en Washington, donde los demócratas tienen la Casa Blanca y el Senado, pero no la Cámara de Representantes. Ya lo hemos visto con la ayuda a Ucrania. Lo hemos visto incluso con Israel.
"Simplemente no hay voluntad política o la voluntad política es mínima", manifestó Ciacci, lamentando que incluso cuando la política interna se ha convertido en un obstáculo en la lucha contra el cambio climático, tanto Europa como Estados Unidos consumen más energía "que nunca".
"Estados Unidos tiene una Ley de Reducción de la Inflación interna, cuyo objetivo es reducir las emisiones en algo menos del 50% para 2030. Así que eso es bueno. Pero en términos de dejar de perforar y consumir, Europa y Estados Unidos siguen consumiendo más que nunca", afirmó.
Ciacci también se refirió a la contradicción que supone el hecho de que los países occidentales industrializados inviertan en energías renovables sin reducir sus emisiones a niveles aceptables.
Es "absolutamente correcto" calificar esta dicotomía de contradicción, dijo el experto, añadiendo que "hay una variedad de factores en juego".
"El primero es la financiación de la lucha contra el cambio climático, cuya definición por parte de la ONU es notoriamente imprecisa. No hay normas sobre lo que significa. Incluye financiación privada, pública y multilateral para la reducción de emisiones o la adaptación al cambio climático", explicó.
"En segundo lugar, la guerra de Ucrania, las crisis de la cadena de suministro tras la crisis del COVID y todo eso. Obviamente, la independencia energética ha supuesto un enorme cambio para las economías desarrolladas", añadió Ciacci.
Aunque criticó a los líderes mundiales por su actuación en la lucha contra el cambio climático, reconoció que se han hecho algunos progresos en energías renovables, aunque poco más:
"Verán, en el G7 y en otras reuniones internacionales destacadas, suele haber objetivos para triplicar el uso de energías renovables. Cuando el Presidente estadounidense Joe Biden y el Presidente chino Xi Jinping se reunieron en San Francisco, una de las cosas que acordaron fue triplicar la capacidad de energía renovable".
"En cierto modo, están teniendo su pastel y comiéndoselo también".
"Pueden emitir todo lo que quieran, pero también pueden decir que se están comprometiendo con los objetivos climáticos", explicó Ciacci mientras criticaba a los países occidentales por no proporcionar suficiente financiación a los países menos ricos que son vulnerables al cambio climático.
Según él, aunque las energías renovables son importantes en la lucha contra el cambio climático, reducir las emisiones también es imprescindible para alcanzar el objetivo de cero neto.
"Llegar al cero neto requiere, obviamente, dos cosas: invertir en renovables y también detener las emisiones y la contaminación", resaltó.
Aunque no es absolutamente imposible, Ciacci se mostró "muy, muy escéptico" ante la posibilidad de reducir el consumo de combustibles fósiles.
Lo que se ha logrado en términos de progreso para la aplicación del Acuerdo de París de 2015 no es en absoluto suficiente, añadió Ciacci, subrayando que los resultados han sido "absolutamente desalentadores."
"Creo que, además de no haber logrado reducir las emisiones y la reducción, y de no haber proporcionado financiación, no haber identificado y respondido adecuadamente a las necesidades de los países afectados por conflictos para la acción climática debería ser reconocido y debería ser algo sobre lo que el día se comprometa a informar y dar cuenta de su acción en futuras conferencias de la COP", concluyó.

 

SOCIEDAD 2023-12-11 18:53:00