×
A
A
A
Ajustes

2015-2022 fueron los ocho años más cálidos desde 1850: Informe sobre el estado del clima mundial 2022

Bakú, 24 de abril, AZERTAC

Las temperaturas medias mundiales de los últimos 8 años han sido las más altas jamás registradas, el nivel del mar y el calor de los océanos están en niveles récord y esta tendencia continuará durante muchos siglos, informa AZERTAC según el nuevo informe de la Organización Meteorológica Mundial.
Los niveles récord de gases de efecto invernadero que atrapan el calor están provocando cambios a escala planetaria en la tierra, el océano y la atmósfera. Desde las cumbres de las montañas hasta las profundidades de los océanos, el cambio climático continuó su avance en 2022, según el informe anual de la Organización Meteorológica Mundial (OMM). El Estado del clima mundial 2022 puso de relieve los efectos del cambio climático y los fenómenos meteorológicos extremos, y se centró en indicadores climáticos clave como los gases de efecto invernadero, las temperaturas, el aumento del nivel del mar, el calor y la acidificación de los océanos, el hielo marino y los glaciares.
El informe concluyó que la temperatura media mundial en 2022 se situaba 1,15°C (1,02°C-1,28°C) por encima de la media de 1850-1900. Los años 2015-2022 fueron los ocho más cálidos del registro instrumental desde 1850. Y ello a pesar de tres años consecutivos de enfriamiento de La Niña en los últimos tres años.
Las concentraciones de los tres principales gases de efecto invernadero -dióxido de carbono, metano y óxido nitroso- alcanzaron máximos históricos observados en 2021. El informe menciona que el aumento anual de la concentración de metano de 2020 a 2021 fue el más alto registrado. Sin embargo, los datos en tiempo real de lugares específicos muestran que los niveles de los tres gases de efecto invernadero siguieron aumentando en 2022.
De acuerdo con el informe, el hielo marino en la Antártida descendió a 1,92 millones de km2 el 25 de febrero de 2022, el nivel más bajo registrado y casi 1 millón de km2 por debajo de la media a largo plazo (1991-2020). Los Alpes europeos batieron récords de deshielo glaciar; por primera vez en la historia, no hubo nieve que sobreviviera a la temporada de deshielo estival en Suiza, ni siquiera en los lugares de medición más elevados, por lo que no se produjo acumulación de hielo fresco.
Según el informe, en las mediciones realizadas en glaciares de alta montaña de Asia, el oeste de Norteamérica, Sudamérica y partes del Ártico también se registraron importantes pérdidas de masa glaciar. En Islandia y el norte de Noruega se produjeron algunos aumentos de masa asociados a precipitaciones superiores a la media y a un verano relativamente fresco. La capa de hielo de Groenlandia terminó con un balance de masa total negativo por 26º año consecutivo, añade el informe.
Mientras que el aumento de las temperaturas provoca una pérdida sustancial de hielo, el informe señala que el contenido de calor de los océanos alcanzó un nuevo récord observado en 2022. Alrededor del 90% de la energía atrapada en el sistema climático por los gases de efecto invernadero va a parar al océano, lo que atenúa en cierta medida el aumento de las temperaturas, pero plantea riesgos para los ecosistemas marinos. Según el informe, a pesar de las continuas condiciones de La Niña, el 58% de la superficie oceánica experimentó al menos una ola de calor marina durante 2022.
El nivel medio global del mar (NMMG) siguió aumentando en 2022, alcanzando un nuevo máximo histórico en el registro de altímetros por satélite (1993-2022). Según el informe, la tasa de aumento del nivel medio global del mar se ha duplicado entre la primera década del registro por satélite, que fue de 2,27 mm∙año entre 1993-2002, y 4,62 mm∙año entre 2013- 2022.
Las olas de calor que batieron récords afectaron a Europa durante el verano, mientras que China sufrió su ola de calor más extensa y duradera desde que existen registros nacionales. Por otro lado, las lluvias récord de julio y agosto provocaron grandes inundaciones en Pakistán, matando a más de 1.700 personas, desplazando a ocho millones y afectando a unos 33 millones de personas
África oriental se ha visto afectada por precipitaciones inferiores a la media en cinco estaciones húmedas consecutivas. El informe estimaba que en enero de 2023, más de 20 millones de personas se enfrentaban a una grave inseguridad alimentaria en toda la región, bajo los efectos de la sequía y otras perturbaciones.
A nivel mundial, en 2021, 2.300 millones de personas sufrían inseguridad alimentaria, de las cuales 924 millones padecían inseguridad alimentaria grave. Las proyecciones estiman que 767,9 millones de personas sufrirán subnutrición en 2021, el 9,8% de la población mundial. La mitad de ellas se encuentran en Asia y un tercio en África, añade el informe.
Las olas de calor en la temporada premonzónica de 2022 en India y Pakistán provocaron un descenso en el rendimiento de las cosechas. Esto, combinado con la prohibición de las exportaciones de trigo y las restricciones a las exportaciones de arroz en India tras el inicio del conflicto en Ucrania, amenazó la disponibilidad, el acceso y la estabilidad de los alimentos básicos en los mercados alimentarios internacionales.
El informe señala que casi 1,2 millones de personas se convirtieron en desplazados internos en Somalia por los catastróficos efectos de la sequía en los medios de subsistencia de pastores y agricultores y el hambre durante el año, de los cuales más de 60.000 personas cruzaron a Etiopía y Kenia durante el mismo periodo. Al mismo tiempo, según el informe, Somalia acogía a casi 35.000 refugiados y solicitantes de asilo en las zonas afectadas por la sequía. Además, en Etiopía se registraron otros 5.12.000 desplazamientos internos asociados a la sequía.
El cambio climático tiene importantes consecuencias para los ecosistemas y el medio ambiente. El informe señala cómo el cambio climático también está afectando a acontecimientos recurrentes en la naturaleza, como cuando florecen los árboles o migran los pájaros. No todas las especies de un ecosistema responden a las mismas influencias climáticas ni al mismo ritmo. Por ejemplo, los tiempos de llegada en primavera de 117 especies de aves migratorias europeas a lo largo de cinco décadas muestran niveles crecientes de desajuste con otros acontecimientos primaverales, como la salida de las hojas y el vuelo de los insectos, que son importantes para la supervivencia de las aves. Es probable que estos desajustes hayan contribuido al declive de las poblaciones de algunas especies migratorias, sobre todo las que invernan en el África subsahariana.
"Tenemos las herramientas, los conocimientos y las soluciones. Pero debemos acelerar el ritmo. Necesitamos una acción climática acelerada con reducciones de emisiones más profundas y rápidas para limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados centígrados. También necesitamos un aumento masivo de las inversiones en adaptación y resiliencia, especialmente para los países y comunidades más vulnerables, que son los que menos han contribuido a la crisis", declaró el secretario general de la ONU, António Guterres.

ECOLOGÍA 2023-04-24 17:32:00