×
A
A
A
Ajustes

 Museo del pan de Aghdam

Bakú, 26 de abril, AZERTAC

La idea de crear el Museo del Pan de Aghdam, considerado el segundo del mundo después del Museo del Pan de Zúrich, creado en 1940 en Alemania, y el primero de este tipo en la antigua URSS, pertenece a Sadig Murtuzayev, que ocupaba el cargo de primer secretario del comité del partido de la ciudad de Aghdam en 1982. Ese año comenzó la reparación-restauración del molino, que se completó al año siguiente, y el 25 de noviembre de 1983 el museo recibió sus primeros visitantes, informa AZERTAC.
El museo en sí tiene una historia interesante. Así, había un viejo molino en ruinas en el centro de la ciudad. Como el molino era la única fuente de pan durante los duros años de la guerra, era venerado como un lugar sagrado, y el daño del molino era inaceptable. Más tarde, se acogió la idea de establecer el Museo del Pan de Aghdam en el lugar del molino. El famoso científico seleccionador, el académico Imam Mustafayev, enriqueció las piezas del Museo con su colección personal de cereales. Se obtuvieron muestras de pan de unos cien pueblos. Una mujer rusa superviviente del bloqueo de Leningrado regaló al Museo su trozo de pan carbonizado de ciento cincuenta gramos, que conservó y no comió ni siquiera al borde de la muerte. También se enviaron al Museo muestras de pan del campamento de cosmonautas. Pronto se recogieron en el Museo unas dos mil muestras de pan.
El molino donde se encontraba el Museo del Pan fue construido a finales del siglo XIX por Mahammed Garayev, que pertenecía a la conocida estirpe de la ciudad. El molino fue conservado por el Estado como monumento cultural local. La posada también formaba parte del complejo. Durante el periodo soviético, la posada situada en el territorio denominado "El patio del molino" fue adaptada para vivienda y entregada a los habitantes.
En 1987, el molino volvió a ser de uso cotidiano. El arreglo del Museo fue realizado por el grupo dirigido por Eduard Krupkin, experto del Departamento de Arreglo Artístico afiliado al Ministerio de Cultura. La delegación estaba dirigida por la jefa del Departamento de Museos, Sariyya Ismayilova.
El Museo constaba de tres secciones. La entrada se abría directamente a la sala de verano. En el centro de la sala, una parte de la cual estaba cubierta, había una pequeña fuente. A través del salón de verano se podía pasar al café de "Sunbul", a la cocina y a dos pequeños comedores.
Al entrar en el vestíbulo, girando a la izquierda, se podía acceder al salón de exposiciones. El Museo tenía también la segunda entrada. Esta entrada conducía a la sala de directorio. El salón de exposiciones era alto, por lo que parte de él estaba dividido en partes superiores e inferiores. Subiendo desde el lado izquierdo de la puerta de entrada en la parte del entresuelo había una sala administrativa de 20 metros cuadrados y un vestíbulo. Por la parte superior de ese espacio se entraba en la buhardilla del Museo. En la buhardilla se guardaban las exposiciones adicionales del Museo.
El tamaño de la primera sala de exposiciones era de 80 metros cuadrados y el de la segunda de 30 metros cuadrados. En la primera sala había también un molino mecánico capaz de moler de ocho a diez toneladas de trigo en un día. También se exponía un aparato de limpieza llamado "Triyer" (trituradora) que se utilizaba en los años 30 del siglo pasado.
La segunda sala de exposiciones también era rica en objetos interesantes. También se mostraron herramientas de trabajo: arado de madera, tabla de trillar, hoz dentada, gancho de segar, molino de mano del siglo II y trilladora llamada "charchar". Se podía subir al segundo piso mediante unas escaleras de madera situadas en el lado derecho del molino. Allí se exponían producciones de harina que incluían los tipos de pan que se cocinaban en Ganja, Najchiván, Karabaj, Georgia, Armenia, Daguestán y Samarcanda.
Aparte de todo esto, en la sala inferior se mostraron grandes jarras antiguas y objetos caseros. La siguiente sala estaba dedicada a la fabricación de cereales y a la agricultura. Se exhibían diferentes tipos de trigo, las exposiciones hechas con trigo, las tarjetas de pan que se daban a los niños durante la Segunda Guerra Mundial, incluido el mapa de Azerbaiyán hecho de trigo.
También había un molinero entre el personal. El objetivo principal era mantener el molino en uso para presentar a los visitantes la producción lista.
Los objetos más antiguos del Museo eran las orejas de trigo de piedra, que pertenecían al siglo VII a.C. Las orejas de trigo fueron presentadas al Museo por el académico Imam Mustafayev, pero las orejas de trigo fueron encontradas en la colina de Chalaghan en el territorio del pueblo de Afatli de la ciudad de Aghdam. Las orejas de trigo fueron encontradas por el famoso arqueólogo, miembro asociado de la Academia de Ciencias de Azerbaiyán, el profesor Ideal Narimanov. Posteriormente, Chimnaz Aliyeva, directora del Departamento de Cultura de la ciudad, se llevó las orejas de trigo apedreadas y las presentó al Museo de Historia de Azerbaiyán.
Como resultado de los ataques de las Fuerzas Armadas de Armenia, dos proyectiles cayeron sobre el edificio del Museo. El primer proyectil cayó en la tercera sala de exposiciones, pero no explotó. Sin embargo, el segundo proyectil que cayó en el museo el 12 de agosto de 1992 a las 16:40 horas dio en el blanco. Zahid Valiyev, que trabajaba como investigador jefe en la Fiscalía de las ciudades de Karabaj, señala en los materiales del caso penal número 64525 que el 12 de agosto de 1992 la ciudad de Aghdam fue atacada con cohetes y armas de fuego desde la dirección de los pueblos de Khanabad y Nakhchivanik de la ciudad de Asgaran, como resultado uno de los cohetes cayó en el Museo del Pan. Sólo ese proyectil puso fin a la existencia del Museo. Aunque se hicieron esfuerzos para apagar el fuego fue imposible escapar del Museo. Unos 1500 objetos expuestos se quemaron y se convirtieron en cenizas.

 

CULTURA 2022-04-26 17:58:00