AGENCIA INFORMATIVA
ESTATAL DE AZERBAIYÁN

A
A
A
Ajustes

Azerbaiyán en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la pandemia de coronavirus

Washington, 3 de julio, AZERTAC

El objetivo de Armenia era colonizar los territorios que había limpiado y ocupado étnicamente e impedir el regreso a sus hogares de más de 700.000 azerbaiyanos desplazados internamente.
Según AZERTAC, esto fue declarado el 2 de julio por el representante permanente de Azerbaiyán ante las Naciones Unidas, Yashar Aliyev, en la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre "Mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales: consecuencias de COVID-19".
En su declaración, el diplomático azerbaiyano señaló que Azerbaiyán acoge con satisfacción la tan esperada aprobación de una resolución del Consejo de Seguridad el 1º de julio en relación con el tema del programa "Mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales" y aprecia enormemente los esfuerzos del Secretario General de las Naciones Unidas para responder a esta crisis.
La situación actual requiere una acción conjunta para resolver de manera efectiva y oportuna los problemas que enfrenta la comunidad internacional en una pandemia y sus consecuencias socioeconómicas. Este objetivo solo puede lograrse mediante esfuerzos conjuntos concertados destinados a superar la fragmentación, fortalecer la cooperación y subrayar el papel de liderazgo de la ONU. Azerbaiyán está haciendo todo lo posible para ayudar a fortalecer la solidaridad internacional, desarrollar el multilateralismo y movilizar apoyo y recursos. El gobierno de Azerbaiyán hizo dos donaciones a la Organización Mundial de la Salud y también proporcionó asistencia humanitaria de emergencia a 29 países afectados por la pandemia, enfatizó Y. Aliyev.
Por iniciativa del presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, el 10 de abril de 2020, se celebró una cumbre extraordinaria al más alto nivel del Consejo de Cooperación de Estados de habla turca sobre el tema "Solidaridad y cooperación en la lucha contra la pandemia COVID-19". La cumbre fue una de las primeras reuniones de alto nivel en la que se expresó la opinión sobre la necesidad de ampliar la cooperación y tomar medidas conjuntas urgentes para evitar la propagación y eliminación de la pandemia.
Otra iniciativa del presidente de Azerbaiyán, presentada como presidente del Movimiento de Países No Alineados, finalizó el 4 de mayo de 2020 con una cumbre en línea del Grupo de Contacto del Movimiento en respuesta a la pandemia titulada "Unidos en la pandemia COVID-19" para evaluar los efectos del virus e identificar necesidades y requisitos para posibles medios a fin de prevenir la propagación del virus y actividades posteriores.
El diplomático azerbaiyano señaló que, durante la reunión, el presidente de Azerbaiyán propuso solicitar, en nombre de los estados miembros del Movimiento no Alineado, que se convoque una sesión especial de la Asamblea General de la ONU a nivel de jefes de estado y de gobierno dedicada a la pandemia COVID-19 en formato de video conferencia. Como resultado de nuevas medidas adoptadas de conformidad con el Reglamento de la Asamblea General, la mayoría de los Estados miembros de todas las regiones y grupos políticos expresaron su apoyo a esta iniciativa. El trigésimo primer período extraordinario de sesiones de la Asamblea General se convocará el 10 de julio de 2020.
Y. Aliyev hizo hincapié en lo que la resolución del Consejo de Seguridad adoptada el 1 de julio destacó que la escala sin precedentes de la pandemia COVID-19 podría poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, exigiendo, en particular, un cese general e inmediato de las hostilidades en todas las situaciones y haciendo un llamamiento a todos Las partes en conflictos armados implementan inmediatamente una larga tregua humanitaria.
El representante permanente de Azerbaiyán ante las Naciones Unidas indicó que, como instrumento importante para el cese de las acciones militares y humanitarias, los acuerdos de cesación del fuego debían aplicarse de buena fe a fin de lograr una pronta solución política. Lamentablemente, en algunas situaciones de conflicto armado, el falso amor por la paz y el compromiso declarado con una tregua y un cese del fuego, junto con la mala interpretación de los propósitos de los principios humanitarios, se encuentran entre los medios que a menudo utilizan los agresores para intentar consolidar los logros militares conseguidos mediante el uso ilegal de la fuerza y otras acciones que violan la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional.
Así pues, desde el establecimiento de la cesación del fuego entre Armenia y Azerbaiyán en 1994, las fuerzas armadas armenias han violado periódicamente la cesación del fuego bombardeando ciudades y aldeas de Azerbaiyán a lo largo de la línea de contacto y la frontera estatal entre ambos Estados. Estos bombardeos han continuado a pesar del llamado del Secretario General de la ONU para un cese del fuego global. Además, Armenia aplica una política selectiva de fortalecimiento del statu quo de la ocupación, incluso mediante el aumento de la fuerza militar en los territorios ocupados y la modificación de sus características demográficas, culturales y físicas, en clara violación del derecho internacional. Ni el proceso de paz en curso ni la emergencia de salud pública mundial han convencido al agresor para que ponga fin a las actividades ilegales, subrayó Y. Aliyev.
Por el contrario, el 31 de marzo y el 14 de abril de 2020, Armenia celebró "elecciones" ilegales en la región ocupada de Nagorno-Karabaj de Azerbaiyán, lo que demuestra claramente una vez más que Armenia sacrifica el bienestar y la seguridad de las personas en aras de sus objetivos políticos, violando los principios del derecho internacional humanitario. Por lo tanto, la declaración de Armenia sobre su supuesto apoyo y compromiso con el llamamiento del Secretario General de las Naciones Unidas a un alto el fuego mundial no es más que una absoluta mentira, dijo Y. Aliyev.
En los 75 años transcurridos desde la creación de las Naciones Unidas, se ha hecho mucho para resolver las controversias internacionales, resolver los conflictos, erradicar el colonialismo y restablecer la viabilidad de los que han sufrido la guerra, la violencia y la inestabilidad. Sin embargo, siguen existiendo graves problemas debido al continuo resurgimiento de los conflictos, el creciente número de personas desplazadas y la violencia motivada por el odio. Los pueblos de todo el mundo siguen sufriendo una prolongada ocupación extranjera, la depuración étnica y la falta de responsabilidad por las graves violaciones del derecho internacional humanitario. No hay que olvidar los conflictos prolongados y sus consecuencias políticas, militares y humanitarias. El respeto de la Carta de las Naciones Unidas y del derecho internacional debe formar parte integrante de todo esfuerzo por resolver las situaciones de conflicto y sus consecuencias humanitarias negativas, concluyó el diplomático azerbaiyano.

POLÍTICA 2020-07-03 13:15:00