AGENCIA INFORMATIVA
ESTATAL DE AZERBAIYÁN

A
A
A
Ajustes

La Suiza de Azerbaiyán -Kalbadzar

Bakú, 8 de abril, AZERTAC

"El tema de la Albania caucásica siempre ha sido de interés para los historiadores. En el Cáucaso, no son pocos los lugares antiguos de asentamiento humano y hermosos rincones, cuya historia se remonta a miles de años atrás. Kalbadzar con su naturaleza única es el núcleo de la riqueza natural del Cáucaso. Quienes han visitado estas regiones aprecian las maravillas de este lugar a su manera. Por ejemplo, V. Abij, considerado el padre de la geología caucásica, visitó Kalbadzar. Sus declaraciones sobre Kalbadzar son las más originales e insustituibles de todas las citas utilizadas para describir la belleza de la zona Kalbadzar. Él enfatizó: "Quien no haya visitado estos territorios de Azerbaiyán no puede ser sorprendido por la maravillosa naturaleza de Suiza”.
Después de la ocupación de tierras azerbaiyanas por parte de Rusia a principios del siglo XIX, comenzó el asentamiento de armenios en el territorio del norte de Azerbaiyán, seguido de la deportación y el genocidio de los azerbaiyanos. Después de que los recién llegados se establecieron en el territorio de los azerbaiyanos, comenzaron a destruir los valores materiales y culturales del pueblo azerbaiyano para borrar sus rastros, y cuando no lo hicieron, falsificaron la historia, atribuyendo estos patrones materiales y culturales a los "antiguos armenios", tratando así de engañar a la comunidad mundial.
El primer estado armenio de la historia se estableció el 28 de mayo de 1918 en el territorio del kanato de Ireván. El 7 de julio de 1923, los armenios que habían sido reasentados desde Persia y el Imperio Otomano al territorio del kanato de Karabaj recibieron artificialmente el derecho a la autonomía y se estableció la Región Autónoma de Nagorno-Karabaj. En los primeros años del poder soviético, parte del distrito azerbaiyano Zangezur fue transferido a Armenia, separando así las tierras azerbaiyanas como Najchiván de Azerbaiyán y Turquía en general del mundo turco.
En el territorio de Karabaj hay monumentos históricos y culturales de la cultura Joyalí pertenecientes al II milenio a.C. Este territorio desde el siglo IV a.C. - Hasta principios del siglo VIII a.C. fue parte del estado albanés de Azerbaiyán, en los siglos VIII a XII fue parte de los estados de Sadzid, Salarid, Ravvadid, el imperio selyúcida y el estado azerbaiyano de Eldenizids (Atabeyov), en los siglos XIII al XV fue parte del estado albanés de Azerbaiyán. En los años 1501-1736 fue parte del estado de Sefevids de Azerbaiyán y en 1748-1821 fue parte del kanato de Karabaj.
Como resultado de la política seguida por las autoridades soviéticas, a principios de 1988, por instigación directa de Moscú, los armenios, que constituyen la mayoría en la parte montañosa de Karabaj, iniciaron acciones terroristas separatistas encaminadas a separar a Karabaj de Azerbaiyán y unirse a Armenia. Algún tiempo después, estas manifestaciones se convirtieron en conflictos armados. La agresión militar de Armenia contra la República de Azerbaiyán condujo a una guerra entre los dos países. Armenia, como resultado de la asistencia militar directa prestada por sus Estados patrocinadores, ocupó la Región Autónoma de Nagorno-Karabaj y las zonas adyacentes.
Como resultado de la agresión militar de Armenia, se ocuparon templos albaneses en la ciudad de Shushá, murallas pertenecientes a la reserva histórico-arquitectónica de Shushá, palacios (residencia) de los khans de Karabaj, la casa-museo de Jurshidbanu Nataván, el mausoleo de Molla Panah Vagif y centenares de monumentos histórico-arquitectónicos y naturales. Los puentes de Judaferín en el distrito Dzabrayil, que son monumentos arquitectónicos muy valiosos de la región, también están bajo ocupación.
Como resultado de la agresión militar de Armenia contra Azerbaiyán en 1991-1994, Nagorno-Karabaj y 7 distritos adyacentes (Lachín, Kelbadzar, Agdam, Fizulí, Gubadlí, Zangilán y Dzabrail) fueron ocupados. Más de 20.000 azerbaiyanos murieron, 4.866 desaparecieron o fueron tomados como rehenes. Aproximadamente 100.000 personas resultaron heridas y 50.000 quedaron discapacitadas tras recibir diversos grados de lesiones. La agresión militar provocó la ocupación de 17.000 kilómetros cuadrados de tierras fértiles, la destrucción de 900 asentamientos, 130.939 viviendas, 2.389 instalaciones industriales y agrícolas, 1.025 instituciones educativas y 798 instituciones médicas, 1.510 instituciones culturales, 5.198 kilómetros de carreteras, 348 puentes, 7.568 kilómetros de cañerías de agua y 7.6940 kilómetros de líneas eléctricas.
En los museos de la región saqueados por los ocupantes armenios se recogieron valiosos objetos relacionados con la historia y la cultura del pueblo azerbaiyano, obras de arte y obras de alfombras culturales de fama mundial, objetos memorables de figuras prominentes de Azerbaiyán y otros valores. Los agresores armenios han destruido de manera particularmente cruel los bienes culturales que constituyen el patrimonio cultural de Azerbaiyán en los territorios ocupados. Robaron y quemaron 12 museos, 6 galerías de arte y 9 palacios de importancia histórica en los territorios ocupados. Robo de 40.000 tesoros de museos y exposiciones de rara importancia histórica, profanación de 44 templos y 18 mezquitas. En 927 bibliotecas destruidas y quemadas se destruyeron 4.600.000 (cuatro millones seiscientos mil) ejemplares de libros y manuscritos raros. El cálculo exacto de los daños causados por los agresores armenios a los centros de la cultura nacional de Azerbaiyán en la región de Nagorno-Karabaj y sus alrededores es imposible, porque los tesoros saqueados y destruidos son raros ejemplos de la cultura no sólo de Azerbaiyán, sino de toda la civilización mundial. Junto con el golpe moral-psicológico infligido a la población, según la evaluación preliminar y no plenamente establecida, la economía de Azerbaiyán sufrió daños por valor de más de 300.000 millones de dólares de los Estados Unidos.
Hasta la fecha, 39 unidades territoriales del distrito Shushá, 80 de 138 unidades territoriales del distrito Agdam, 147 unidades territoriales del distrito Kalbadzar, 52 unidades territoriales del distrito de Joyalí, 10 aldeas azerbaiyanas de 83 unidades territoriales del distrito Jodzavend, 127 unidades territoriales del distrito de Lachín, 94 unidades territoriales del distrito Gubadlí, 85 unidades territoriales del distrito Zangilán, 96 unidades territoriales de las 97 existentes del distrito Dzabrayil, 54 unidades territoriales de las 100 del distrito Fizulí, 13 unidades territoriales de las 77 existentes del distrito Terter, 7 asentamientos de la región Gazaj y 1 asentamiento de la República Autónoma de Najchiván están bajo la ocupación de las fuerzas armadas armenias. Además, en la región de Agdzabedí, fronteriza con Nagorno-Karabaj y Armenia - 1 aldea, en la región de Gadabey - 2 aldeas, en la región Tovuz - 8 aldeas, en la República Autónoma de Najchiván - 1 aldea como resultado de la agresión militar de Armenia fueron dañadas.
Las ciudades Shushá, Agdam, Fizulí, Dzabrail, Zangilán y Gubadlí fueron completamente saqueadas y destruidas por las fuerzas armadas armenias. Los armenios de Armenia y del extranjero se trasladaron a las ciudades de Lachín y Kalbadzar. El estado actual de las ciudades de Agdam y Fizulí se parece al de Hiroshima y Nagasaki tras el bombardeo atómico de 1945.
En el territorio de Armenia, que es la tierra histórica de Azerbaiyán, había más de mil asentamientos azerbaiyanos, cientos de monumentos históricos y arquitectónicos, caravasares, palacios, mezquitas, mausoleos, tumbas, cementerios, lápidas, etc. En el siglo XX, como resultado de la limpieza étnica y el vandalismo cometidos por los armenios contra los azerbaiyanos y de los actos de vandalismo contra monumentos históricos, se creó un Estado armenio mono étnico y se borraron de la faz de la tierra todos los monumentos históricos y arquitectónicos que atestiguaban la existencia de los azerbaiyanos, y se destruyeron los cementerios. Si a principios del siglo XX en el territorio de la provincia de Ireván se registraban 310 mezquitas, ahora en el territorio de Armenia sólo queda parcialmente intacta una mezquita: la “Mezquita Goy” (Mezquita Azul), que se presenta a los invitados extranjeros como una mezquita "persa".
En 1988-1989, 250.000 azerbaiyanos fueron deportados de 22 distritos de Armenia (170 exclusivamente azerbaiyanos y 94 asentamientos mixtos). Así pues, la fundación del Estado armenio mono étnico se estableció en las tierras históricas de Azerbaiyán. En los asentamientos abandonados por los azerbaiyanos, los armenios se apoderaron de 234 escuelas, 214 bibliotecas, 268 instituciones culturales, 235 instituciones médicas, 112 jardines de infancia y 152 casas de la vida cotidiana. 223 cementerios, 49 mezquitas y 68 monumentos históricos y arquitectónicos de Azerbaiyán fueron destruidos gradualmente por los vándalos armenios.
Los vándalos armenios siguen destruyendo el patrimonio material y cultural de los azerbaiyanos tanto en los territorios ocupados de Azerbaiyán como en el territorio de la República de Armenia. En los territorios ocupados, la tierra y los recursos subterráneos de Azerbaiyán, que son objeto de saqueos bárbaros, se exportan a Armenia. Las organizaciones internacionales no quieren ver todo esto y no quieren decir "¡Alto!
"Kalbadzar ocupaba un lugar especial en la república y era venerado por sus condiciones climáticas, su riqueza natural y la realización personal del pueblo Kalbadzar. Kalbadzar es una parte integral de Azerbaiyán. ¡Sin duda, llegará el día en que Kalbadzar se liberará de los ocupantes armenios y la población de esta región regresará a su tierra natal! ”

 

HISTORIA SANGRIENTA 2019-04-08 16:43:00